Centenario de Vicente Ramos

El historiador, poeta, hernandiano y erudito VICENTE RAMOS PÉREZ, nació en Guardamar el 7 de septiembre de 1919. El presente portal lo dirige Ramón Fernández Palmera, correo: ramon.palmeral@gmail.com, con motivo de su centenario.

jueves, 17 de enero de 2019

Comentario e interpretación de la elegía 16 de "Elegias de Guadales" 1958 de Vicente Ramos

[16]

SANGRE SIN AMOR

UN libro quedó. Una tarde parada.
Unos ojos de extraña luz miraban,
resbalando sauces por el rosal.

Todo suave y antiguo. Todo muy triste.

Auroras y cumbres. Muchas lunas
vieron al hombre amargo, paralítico,
levemente inclinado hacia la gloria.

Era un largo cometa sin amor.

Palmas y arraclanes, almendros y olivos,
ciertos hombres también, limpias vidas
fueron negras albas en la noche de su sangre.

(Porque muerto estaba su oscuro corazón).

Jamás habló. Desde su bella sepultura,
vigiló las trochas desnudas, los barrancos,
los aires verdes del mar, los libres vientos.

Y nunca habló: era ya un silencio cuajado.

No tenía nombre: lo perdió en su selva de apellidos.
No tenía ternura: la enterró entre pálidos documentos.
 Tuvo un blasón: fue un odio metal de primogénito.

El tiempo coronó alas sobre él,
sobre esta historia sin aroma.
Era un pergamino. Era ya nada.

Sólo quedó el balcón, [quizá sea blasón]
la memoria de un libro
y una tarde sin nadie.



                            Comentario es interpretación
 
      En la presente elegía se puede dividir en dos parte o dos hemisferios poéticos, la primera parte es una presentación de la escena, por medio de observaciones: de unos ojos cuya mirada resbala por el rosal como un sauces cuyas ramas vencidas lloran una tristeza pasada, peros suave y antigua (de un recuerdo lejano) por los que pasaron muchas lunas, sobre un hombre paralíticos que «Era un largo cometa sin amor» (v.8). Como un cometa paralitico sin cola de fuego en el Cosmos.
     Este hombre, cuyo destino conoceremos al final, está muerto enterrad en una «bella sepultura» (v.13) , en una  noche de palmas y arraclanes (El arraclán, es un arbusto de 3 a 6 metros de altura que crece en bosques galería y de ribera, orlas de robledales, roquedos y zonas húmedas con suelos neutros o ácidos), almendros y olivos, pero se encuentra ¿quizá en Aitana? Entre: tronchas desnudas, barrancos, aire verde del mar Mediterráneo cercano y templado, y al capricho de los libres vientos, bien de poniente o de levante.
    Este enigmático hombre nunca habló porque (conjunción causal de lo anterior) estaba muerto en «su oscuro corazón» (v.12) y además «era ya un silencio cuajado» (v.16), que entendemos con muerto desde hacía tiempo en una bella sepultura de los meridianos y dulces cerros de Aitana en el valle Guadalest. Sin embargo, este hombre que no tenía nombre, ni ternura tubo un blasón, heredó un blasón de nobleza por ser el primogénito. Tenía una historia «sin aroma» pero que desconocemos porque «el tiempo coronó» (v.20) en olvido que es lo que quiere decir «alas sobre él».
    Este hombre de nombre y estirpe desconocida «era un pergamino» (v.22), es decir, que era solo un nombre sobre el  pergamino de un libro, nada, y cuando escribe que «que solo quedó el balcón» deberíamos interpretarlo como un error ortográfico pues debería decir «blasón» que corresponde a la afirmación del verso 19 «Tenía un blasón». Lo lógico sería decir que caballero hecho ya un bello cadáver, después del tiempo, solamente le que queda el nombre en el pergamino de un libro, un blasón y una tarde sin  nadie que corresponde al verso inicial «Un libro quedó». 

Nota.-
(paginas 101 y 102) del  libro en estado larvario, capullo, en composición "Hermenéutica de Elegías de Guadalest de Vicente Ramos". por Ramón Fernández Palmeral, en Ediciones Palmeral, imprime Lulu en Francia

martes, 15 de enero de 2019

La faceta poética de Vicente Ramos


Por Ramón Fernández Palmeral

El historiador alicantino Vicente Ramos Pérez, también es un destacado poeta, como lo demuestras alguno de sus libros que aquí muestro.

Vicente Ramos Pérez (Guardamar del Segura, provincia de Alicante, España, 7 de septiembre de 1919- Alicante 02 de junio de 2011 es un filósofo, historiador y político español.

Estudió magisterio y derecho en la Universidad de Valencia y se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid en 1943. Trabajó en la Caja de Ahorros del Mediterráneo y fue director funcioanrio de la CAM y director de la Biblioteca Gabriel Miró de Alicante desde 1952 hasta 1983, y honorario perpetudo tras su jubilación. Así como de la Casa Museo de Azorín. Creó las revistas Verbo y Sigüenza. En 1957 impartió clases de lengua y literatura española en Estocolmo. Ha sido miembro del Instituto de Estudios Alicantinos, de la Real Academia Española de la Lengua, de la Real Academia de Historia, y del Aula Gabriel Miró. Fue ganador del Premi Valencià de Poesía, y cronista oficial de la provincia de Valencia, también es hijo adoptivo de Alicante y Guadalest. Tiene una avedia con su nombre en Alicante.

Durante la Transición Española destacó por su papel de anticatalanismo y fue de los pensadores valencianistas más destacados en Alicante. En 1980 formó parte de la Associació Defensora dels Interessos Alacantins (ADIA). Intentó crear el partido Unión Provincial Alicantina, pero devido a su fracaso electoral ingresó en Unió Valenciana, partido por el cual, dentro de la Coalición Popular, fue escogido diputado por la provincia de Alicante en las Elecciones generales de España de 1982. En 1983 abandonó Unión Valenciana y se integró dentro del Grupo Mixto hasta 1986. También es miembro de la Real Academia de Cultura Valenciana. En 2006 recibió la Medalla al Mérito Hernandiano de la Fundación Miguel Hernández.









Bibliografía poética:

Pórtico auroral. Colección Leila nº 2, Intimidad Poética, Alicante, agosto 1943.

Elegía a Cristo. Colección Cliclamor nº 1, Ediciones Ifach, Alicante, 24 marzo 1951. Edición para amigos.

Destino de tu ausencia. Premio “Valencia” de Literatura-Poesía-1956, Institución Alfonso El Magnánimo, Diputación Provincial, Valencia, 1957.


Elegías de Guadalest
. Premio “Alicante” de Poesía 1957, Delegación Provincial de Educación Nacional, Alicante, 1958.

Me faltan algunos títulos, como, por ejemplo, Honda llamada, Col. Ifach, Alicante, 1952 (en el que incluye el poema “Elegía a un poeta”, referido a Miguel Hernández) y otros libros suyos que, creo, son más bien de prosa poética.

Fragmentno de prosa poética:

MUJER ALICANTINA

Mujer, lumbres que llamea en los tiernos caminos de la adolescencia; que fulgura universos en los ojos de la madre; que alivia y dulcifica los ocasos del hombre. Latido esencial. ¿Cómo dejar fuera de nuestra lírica teoría a criatura de tanta significación? El mágico albor de nuestras ciudad; la cristalina limpieza de su hermosura; el azul venusto; lo virginal artístico que ella despierta, que ella acrece y glorifica, ¿podrían darse sin la ayuda de unos ojos, de unas mejillas, de unos labios, de unos sentimiento femeninos que iluminan cielos, siembran música en las calles, imprimen esbeltez en las palmeras, risa en la espuma?…

(foto de los libros adjuntos, tomada del archivo de Gaspar Peral Baeza)

Vicente Ramos Pérez falleció el 2 de junio de 2011 en Alicante, asístí a su entierro en el Tanatorio Siempreviva, donde hubo asistencia de autoridades y numeroros intelectuales alicantinos.

HOMENAJE A VICENTE RAMOS, 2 DE NOVIEMBRE 20011

domingo, 6 de enero de 2019

Vicente Ramos en su centenario, y Miguel Hernández



Vicente Ramos en su centenario, y Miguel Hernández

Por Ramón Fernández Palmeral
Alicante, 6 de enero de 2019

El próximo 7 de septiembre de 2019 se cumple el I Centenario del nacimiento del historiados y erudito alicantino Vicente Ramos Pérez, por tal motivo se van celebrar una jornadas para recordarlo en la Sede de la Universidad de Alicante durante los días…

El nombre de Vicente Ramos va unido a la Trinidad de la palabra alicantina compuesta por  Azorín,  Gabriel Miró y Miguel Hernández, de los que escribiré una reseña, empezando por el último: Miguel Hernández. Vicente y Miguel se conocieron  el 21 de agosto de 1937  en el Ateneo de Alicante, en una conferencia ofrecida por Miguel Hernández (no homenaje),  donde tras la conferencia impartida por Miguel, el amigo y paisano orcelitano Manuel Molina le presentó a Vicente Ramos y se dieron la mano.
Después ya no se volvieron a ver porque Miguel fue al V Festival de Teatro Soviético en Rusia,  septiembre y octubre de 1937. En septiemre Socorro Rojo de Valencia publica Viento de pueblo. Colaborará  en la edición del opúsculo Verso en la Guerra, edición del Socorro Rojo Internacional de Alicante (sito en la actual calle Colombia) en 1938. El 25 de mayo de este año sucedió el fatídico bombardeo fascista del Mercado Central de Alicante con centenares de muertos y heridos.
 Durante la guerra el Ateneo se encontraba situado en del incautado palacio de marqués de Bosh de Ares, era la sede de la Alianza de Intelectuales Antifascista de Alicante. Se hallaba en la calle Villavieja cerca del Ayuntamiento, por donde hoy está al MACA. En el libro de Vicente Ramos y Manuel Molina: Miguel Hernández en Alicante, coeditado  en la Colección Ifach, 1976. En dicho libro, Ramos y Molina recogen los comentarios de prensa de día 22, con la noticia en Bandera Roja que publica «Miguel Hernández, en el Ateneo». Ese mismo día aparece en Nuestra Bandera de Alicante «Fuerzas del Manzanares». El día 23 publicó «Pasó el fascismo. El hogar destruido». El Luchador habla de Miguel. Como ya ha quedado demostrado Miguel ejerció como poeta y periodista.

El joven  Vicente Ramos a sus 18 años, para sobrevivir en un alicante republicano se tuvo que afiliar a la CNT. De Alicante partió hacia el frente de Castellón estuvo en Alcalá de Chivert, Albocácer, Benasal. Fue miliciano Cultural de la Brigada 92 de la Setenta División de la Republica. Frente de Teruel, Extremadura  y Requena donde se finaliza la guerra. Se libró del campo de concentración y de la Plaza  Toros de Valencia, a donde acabaron la mayoría de republicanos, entre ellos Manuel Molina. En 1939 se viene a su Alicante natal y se oculta por una temporada en casa de sus padres. En un Alicante ocupado por fuerzas italianas tomadas por Gambara, los republicanos llegados de todas partes acuden al puerto de Alicante, para intentar embarcar en algún barco con destino Orán, entre ellos estaba el carbonero Stanbrook, que partió con miles republicanos hacia Orán en Argelia.

Vicente, que no tenía ni idea de la ideología franquista, aunque le agrada el sentido de Patria escribe artículos en abril de 1939  románticos y clásicos en la “Hoja Oficial de Alicante”, demostrando entusiasmo por el fin de la contienda.




 En 1947 a través de Manuel Molina y Carlos Fenoll conoce Vicente Ramos a Josefina Manresa, viuda de Miguel Hernández. Se inician publicaciones de poemas de Miguel en las revistas Verbo y Espadaña de León. Y a través de Juan Guerrero Zamora, éste publica Noticias de Miguel Hernández en 1947, y en  1955 en Grifón de Plata.  En 1950 la colección Ifach consigue un contrato con Josefina Manresa para publicar el auto sacramental Quien te ha visto y quien te ve y sombra de lo que eras, que se había publicado en Cruz y Raya de José Bergamín en 1934. En 1951 se publica en Colección Ifach Seis poemas inéditos y  nueve más, Josefina no queda conforme con lo prometido y con lo cobrado por derechos de autor. A través de Molina y Ramos se consigue en 1952 que Vicente Aleixandre por medición de Arturo del Hoyo se publique en la editorial Aguilar Obras escogidas.
    En enero de 1952  Josefina Manresa acude a Manuel Molina y Vicente Ramos para conseguir las 2.042 pesetas que valía comprar en propiedad el niño de Miguel, el 1009 en el cementerio Virgen del Remedio de Alicante, que expiraba a los diez años, 29 de marzo (día del entierro) de 1952. Ramos y Molina movilizan a sus amistades y consigue el dinero y registran la propiedad de niño en el Ayuntamiento y le dan el Núm 1009. Años después en 1975 el libro Miguel Hernández, el rayo que no cesa de María de Gracia Ifach (seudónimo de Josefina Escolano), amiga íntima de Josefina Manresa se dice que la recolecta del dinero del nicho la realizó Gabriel Celaya, cuando no era cierto, y surgen enfado, que obligan a Ramos y Molina a aclararlo todo en el libro Miguel Hernández en Alicante 1976 con aportación de documentos, desmintiendo a las dos Josefinas.




      En los años cincuenta Ramos y Molina intercedieron con el Liceo Francés de Valencia, para que Manolín, fuera a estudiar allí, sin ser un estudiante de mucho provecho. Se hospedó en la casa de Escolano y Paco Ribes.
      Reconocemos en Vicente Ramos y Manuel Molina, como se parecía en la correspondencia existente, hicieron muchos por dar a conocer la obra de Miguel Hernández en años de censura, de hecho Vicente recibió un rasca polvo del Gobernador Civil de Alicante por publicar en la revista Mensaje literario, que dependía del SEU (1951-1952) que tuvo una  corta vida.


…………………
   Tomo la reseña que escribió el hernandiano Gaspar Peral Baeza, sobre, algunas de  las publicaciones de Vicente Ramos sobre Miguel Hernández en un tiempo de posguerra donde la censura prohibía los textos de poetas y escritores republicanos:
+
   “Es muy importante la labor hernandiana de Vicente Ramos, con Manuel Molina, como editor (Seis poemas inéditos y nueve más, Alicante, Colección Ifach, 1951), así como su actividad incansable como creador de revistas literarias (INTIMIDAD POÉTICA, SIGÜENZA, VERBO, IFACH, BERNIA, IDEALIDAD [Colaborador en Arte Joven 1940), por citar algunas) donde se publicaron poemas de Miguel Hernández o trabajos en verso o prosa sobre el poeta oriolano. Hay que resaltar su intervención en coloquios y reuniones en calidad de moderador, participante o ponente, tales como: "Temas, contenidos y formas en la literatura alicantina contemporánea. Azorín, Gabriel Miró, Miguel Hernández", en Polop de la Marina, Elche y Orihuela, agosto 1968, "Presencia de Dios en la poesía de Miguel Hernández", Dehesa de Campoamor, Orihuela, agosto 1971, "Algo sobre Miguel Hernández", Almoradí, noviembre 1971 y "Jornadas literarias dedicadas a Miguel Hernández" ( "La poesía religiosa de Miguel Hernández", "La poesía social de Miguel Hernández" y "El teatro de Miguel Hernández"), Orihuela, enero-febrero 1977, y como conferenciante ("Del dolor y de la muerte. Miguel Hernández", San Juan de Alicante, diciembre 1998, por ejemplo). Como Presidente de la Sección de Filología y Literatura del Instituto de Estudios Alicantinos cabe destacar su decisiva aportación al estreno mundial del auto sacramental de Miguel Hernández Quien te ha visto y quien te ve y sombra de lo que eras en el Teatro Circo de Orihuela el 13 de febrero de 1977, que montó "La Cazuela", de Alcoy, bajo la dirección de Mario Silvestre, y su loable voluntad en la concesión de ayudas o becas para libros o representaciones teatrales que se relacionaran con la vida u obra de Miguel Hernández”.




sábado, 29 de diciembre de 2018

IIustración de las 18 de las "Elegías de Guadalest" de Vicente Ramos de 1958, por Palmeral




Ramón Palmeral está preparando un libro ilustrado a lápiz 4B de las "Elegias de Guadalest"


PÁG.

 1.-Aquí.................................................       
 2.-Arboles de la aurora...............................
 3.-Mujer apenas...................................       
 4.-Piedra y nada...................................       
 5.-Almendro sobre la muerte...............       
 6.-Ruego.....................................................
 7.-Fuera del tiempo, ella..............................         
 8.-Angel humano............ ...........................
 9.-Imaginemos una isla………………..     
10.-Muerte agrícola......................................
11.-Tal un fruto.....................................       
12.-Hablo de un hombre..............................
13.-Presencia sin memoria....................       
14.-No es un sueño......................................
15.-Les hijos................................................          
16.-Sangre sin amor..............................       
17.-A un nogal………………………..
18.-Haya esperanza……………………



Elegías de Guadalest: Vicente Ramos

Por Ramón Fernández Palmeral

    La edición que manejo es un ejemplar comprado en Iberlibro, tiene las estampillas en violeta de la Caja de Ahorros Provincial. Biblioteca de Alicante con el número 27.346 de 44 páginas. Debe ser de esos ejemplares que las bibliotecas hacen sacas para dejar sitio a otros libros. La Caja de Ahorros de Alicante (CAM) desapareció y hoy es Banco Sabadell. Hoy es una sede de la Universidad de Alicante en el histórico edificio de la calle San Fernando 40, de 1923 del arquitecto Juan Vidal.
    La portada del libro es un cuadro titulado «Guadalest» del pinto alicantino Emilio Varela Isabel (1887-1951). El colofón dice que el libro es premio Alicante de Poesía 1957, y se acabó de imprimir en los talleres de Sucesores de Such Serra y Cía, de Alicante, el 16 de agosto de 1958, con el Laus Deo.
    El problema de publicar obras en editoriales institucionales, en editoriales locales o en auto-publicaciones reside en su baja distribución nacional que conlleva una mínima visibilidad,  con lo cual el lector no ve los libros, no los compra y no los lee, y si a ello le unimos, que las grandes editoriales copan las revistas culturales de la prensa nacional como Babebia o Cultural de ABC, no queda espacio para los libros, llamados de autores desconocidos, puesto que pareciera que por ser desconocidos son obras menores, como si el dicho de Camilo José Cela «No hay genios ocultos» fuera cierto.
    Pero si volvemos al contexto de los difíciles años de posguerra y de la censura franquista del régimen, aprecio que la publicación de poesía en 1578 en Alicante era todo una heroicidad, tal y como le pasó a Manuel Molina con su poemario Hombres a la deriva, (1950) también a Alicante en una editorial local. Los llamados autores periféricos a Madrid tenían el problema de la visibilidad de sus obras a nivel nacional, tanto por las editoriales como por la prensa nacional.
    La composición de las 18 Elegías, debe situarse a partir del año 1954, cuando Vicente Ramos encontrándose conmocionado por el hecho doloroso del traslado de los restos mortales de su madre muerta cuando él tenía dos años) y de su hermana Rosarios  a los siete años de edad, se refugia en su casa veraniega de Benimatell en el valle del Guadalest y compone Destino de tu ausencia y Elegías de Guadalest. Cita el nombre de Guadalest 1 vez en el verso 16 de la Elegía [9] «Imagen de una isla»  que lo califica como en una isla «en el verde silencio del valle» (v.12, Elegía 9). Del que dice, en una sublime metáfora que  es «Castillo y catedral: naufragio del cielo» (V.17.Elegias 19). La palabra muerte la cita 25 veces, vida, 16, y Dios 6 veces, lo que demuestra ciertamente que la obras son las reflexiones de una angustia metafísica un tema que es una aporía...

NOTA
Para leer todo mi ensayo habrá que esperar a que lo termine si Dios quiere para el año 2019

Comentario e interpretación de la elegía 16 de "Elegias de Guadales" 1958 de Vicente Ramos

[16] SANGRE SIN AMOR UN libro quedó. Una tarde parada. Unos ojos de extraña luz miraban, resbalando sauces por el rosal. T...